10

May

por Señor N

Desde hace unos días tengo el placer de contar con un inquilino bastante singular en mi pequeño terrario, una Escolopendra Cingulata, lo que viene a ser un ciempiés. Su captor lo bautizó con el nombre de “piesitos” por razones obvias.

escolopendra_piesitos

Estos nocturnos y escurridizos invertebrados tienen una morfología que consta de 21 segmentos con 1 par de patas en cada uno y en el principio hay uno especialmente modificado en unas forcípulas que inyectan veneno en sus víctimas. Para el ser humano podría ser como la picadura de una abeja, si se produjera una reacción alérgica adversa podría provocar daños graves incluso la muerte.

detalle_cabeza

Fuera de cualquier información enciclopédica disponible en la red como puede ser su referencia en Wikipedia aquí. Es un bicho bastante inquietante por como se mueve y come casi de todo, ante mi falta de insectos medianos para alimentarla y sabiendo que también come carne de pequeños roedores y animales similares, probé con un poco de pechuga de pollo, no reaccionó. Al día siguiente me propuse retirarla para probar con otra cosa y no había ni rastro. Ante mi sorpresa probé con otro trozo y esperé a ver, sucedió esto:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=mZ1HHuXH2YE[/youtube]

Es un bicho que me ha ayudado a conocer más a este especie de insectos que aún estando en la fobia de una gran parte de la gente no deja de ser un pequeño milagro de la evolución de las especies.

Comentarios

Dejar un comentario...




Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.